Educación por Proyectos

Mediante la Educación por Proyectos los alumnos desarrollan destrezas específicas a través del planteamiento de problemas o preguntas concretas, ante las cuales los alumnos han de buscar una solución basada en la investigación y en la demostración de los aprendizajes adquiridos para aplicarlos en el mundo real.

 

MINIEMPRESAS

Los alumnos aprenden a emprender descubriendo sus capacidades y habilidades emprendedoras y financieras, estudiando su competencia financiera con el fin de poder llevar a cabo una idea de negocio. Consiguen además potenciar la creatividad y aplicar las técnicas de Elevator Pitch.

El alumno consigue tener un pensamiento crítico sobre la realidad económica y empresarial, a través de la lectura comprensiva de artículos especializados en economía y la práctica de debates económicos. Se utiliza metodologías innovadoras como son las rutinas y destrezas de pensamiento, el design thinking y el aprendizaje basado en problemas.

“En la Educación Secundaria, además de consolidar los conocimientos en las áreas más importantes, los alumnos adquieren plena autonomía y desarrollo, tanto en su propia personalidad como en sus habilidades académicas y personales”

Conscientes de que los alumnos de la ESO se encuentran en un momento importante de su proceso educativo, esta etapa se propone conseguir una mayor autonomía, una mayor conciencia social y unos valores que conservar.

Igualmente, propone que cada alumno sea capaz de elaborar un proyecto de vida en el que realizar sus potencialidades con el fin de obtener una satisfacción personal y colaborar en el desarrollo del bienestar social.

 

Potenciar el Emprendimiento

No se trata de una actividad adicional sino de una forma en la que los alumnos participan de forma activa y no solo receptiva en la generación de una idea, su validación y puesta en marcha. A través de actividades y talleres trabajamos con nuestros alumnos, fundamentalmente de secundaria, aspectos como:

  • La autonomía y toma de decisiones de forma responsable a través de la implicación en proyectos.
  • Aprender de manera autónoma a través del método prueba y error. Contribuyendo a una adecuada organización y gestión del tiempo.
  • Conocer la realidad económica y social de su entorno e implicarse en la misma de una manera responsable. Contribuyendo en el afianzamiento de valores fundamentales como la solidaridad o la búsqueda del bien común.
  • Mejorar la competencia lingüística y analítica a través de la conceptualización y exposición de sus ideas y del análisis de las soluciones propuestas en los proyectos.
  • Desarrollo de habilidades tecnológicas y de tratamiento de la información