Ajedrez ESO

Cumpliendo la programación de matemáticas de segundo de ESO una vez al mes jugamos a ajedrez. Los alumnos van compitiendo a lo largo del curso con sus compañeros. A final de curso se nombra el vencedor de este pequeño torneo.
La práctica frecuente del ajedrez fomenta valores ético-cívicos y ayuda a respetar las normas, tanto dentro como fuera del tablero. Estos beneficios, que no son exclusivos del noble juego pero que se manifiestan con enorme fuerza en la enseñanza ajedrecística, se convierten en un eje pedagógico de enorme alcance, no solo cuando hablamos de ajedrez pedagógico, sino en su más amplia dimensión social.